miércoles, 16 de mayo de 2007

El Sevilla, con Palop como gran heroe, entra en la historia con su segunda UEFA consecutiva.

Final fantástica la que hemos vivido hoy en Glasgow, el encuentro ha tenido de todo golazos, paradas espectaculares, errores defensivos, polémica, y con la guinda final de los penalties. Enhorabuena a ambos conjuntos, porque tanto Sevilla como Espanyol han hecho una final dignísima.

Inicio de partido con errores defensivos.

Por parte de ambos conjutos, algo que a priori no era de extrañar en el Espanyol, con una defensa joven y con poca nula experiencia en finales europeas, pero sí en el Sevilla, un conjunto que el año pasado, sin ir más lejos, se llevo la UEFA en una final en la que apenas se despeinó.
En una final no se puede descuidar tanto tu defensa cuando tienes un corner a favor en el minuto 18, fue un grave despiste para los de blanquiazules que pagarón muy caro. Palop cazó el balón y lo puso para la carrera de Adriano que recibió demasiado libre de marca y tras irse por velocidad de David García, la cobertura no llegó a tiempo y el brasileño solo ante Gorka no falló.

Juande Ramos sabía que en una final, primero debes asegurar la defensa atrás, que no te hagan gol, porque tus oportunidades ya llegarán. Por eso colocó a dos pivotes defensivos Martí y Poulsen, escoltando a Maresca y dejó fuera a Navas y Renato. La entrada del mallorquín parecia claramente enfocada a cubrir las constantes subidas de Dani Alves para que Riera no pudiera sorprender, pero incomprensiblemente, sin Navas en el campo y con Alves subiendo demasiado, (cuando juega sin el extremo derecho el brasileño pierde capacidad de sorpresa y deja de ser tan peligroso para el rival) ninguno de los dos barrenderos del Sevilla tapaban el pasillo que dejaba Alvés y Riera campaba a sus anchas por esa zona.

De hecho el gol, fue un claro ejemplo de lo que nos referimos, contra del Espanyol, balón para Riera que recibe solo, Poulsen y Martí no dan señales de vida por esa zona, Alves llega tarde a la marca y el ibizenco la rebienta con la zurda y pone las tablas en el electrónico de Hampten Park.


La roja a Moises crucial.

El encuentro apartir del 1-1 fue igualadísimo, quizás algo más decantado para un Espanyol más entero fisicamente que los pupilos de Juande (me da la impresión que van a llegar muy muy justitos de fuerzas a estos últimos partidos de liga), aunque si bien es verdad ambos conjuntos dispusieron de claras ocasiones de gol, a la que los porteros contestaron siempre con unas paradas excepcionales.

Y en partidos tan igualados pequeños detalles son los que vuelcan hacia un lado o hacia otro la balanza. Y ese fue sin duda la expulsión de Moises, a partir de ahí el espanyol se desinfló y con la entrada de Renato, Kerzhakov y, sobre todo, de Jesus Navas el sevilla ganó en profundida, ensanchó el campo y tubo innumerables ocasiones, una de ellas aprobechada por Kanoute en el último suspiro de la primera parte de la parte de la prorroga.

El Espanyol no fue el Middlesbrough.

En el segundo tiempo el Sevilla bajó demasiado el ritmo, se confió en exceso ante un Espanyol roto fisicamente, con sus estrellas en el banquillo (Rufete, Tamudo y De La Peña dieron paso a Pandiani, Lacruz y Jonatás) y sin, aparentemente, fuerzas para salir a buscar el empate por segunda vez. Craso error, si los pericos jugaron la final (a la que llegaron inbatidos) no fue ni mucho menos por casualidad. Y en un balón peleado por el Espanyol arriba lo cazó Jonatás demasiado solo (a un jugador que entra en el 86 tan fresco hay que vigilarlo mucho más de cerca) y no se lo pensó dos veces, disparo fuerte a la izquierda de Palop que no pudo hacer nada.

Partidazo que se tubo que resolver en penalties.

Y ahí el Sevilla tiene la gran suerte de contar con uno de los porteros más en forma del futbol mundial.3 penalties parados de 4, aunque si bien es verdad que el Espanyol dejó en el banquillo a todos sus grandes especialistas a excepción de Pandiani (Coro, De la Peña y Tamudo no pudieron probar a Palop desde los once metros.)

2 Títulos Europeos consecutivos, algo al alcance de muy pocos.

Quizás aun no somos conscientes de lo que supone la gesta que ayer hizo el conjunto andaluz, porque ganar dos títulos europeos consecutivos está al alcance de muy pocos (tan solo el Real Madrid lo había logrado hasta ahora), y aun tienen la final de la copa del rey y la liga, donde muchos le dan como uno de los favoritos y más a partir de ahora.

El Sevilla otra vez sube al escalón más alto de Europa y desde allí ya divisa con claridad y sin ningún temor la gran Liga de Campeones que espera ansiosa su llegada, pero eso, será el próximo año.


Espanyol 2-2 Sevilla
0-1 Adriano 17’, 1-1 Riera 27’, 1-2 Kanoute 104’, 2-2 Jonatás 114’



Penalties




Por: Andrés Moreno

3 comentarios:

Dani Vázquez dijo...

Gran partido donde los haya, ha habido de todo. A ver si si enteran en Europa de cual es la mejor Liga del mundo!jejeje
PD: cualquiera aguanta al señor Del Nido esta semana...(y la que viene, y la próxima, y.. ahhhhh)
Felicidades a Sevilla y Espanyol!

Denis González dijo...

Gran victoria del Sevilla. Yo en lo particular creo que el Espanyol mereció un poco más. Pero los penales no perdonan a quienes fallan. Palop estuvo inspirado.

Un saludo.

La Voz de la Grada dijo...

Hola. Te querria hacer una pregunta. ¿como puedo poner el marcador de Marca en mi blog?

Gracias.
lavozdelagrada.blogspot.com